sábado, 29 de abril de 2017

El hi(e)lo de Ariadna

La noche es como un laberinto
sumido en la completa oscuridad
si te atreves a adentrarte en su camino
pronto comprenderás
que no hay ningún sendero que
te lleve a su final.

Entonces, en el último estertor de tu agonía 
verás que cuelga de tu mano
el hilo de Ariadna casi imperceptible
formado por la tenue luz del día.
-Si te atreves a seguirlo llegarás
al hielo eterno de su incómoda sonrisa-

No hay comentarios:

Publicar un comentario