miércoles, 30 de noviembre de 2016

Su propio incendio

Hay una espesa negrura,
una profunda oscuridad,
camino sin rumbo y sin motivo
en ese pozo sin final.

En medio del camino observo
casi sin poder creerlo
un punto de luz
y allí, con los brazos extendidos
te encuentras tu.

Sabes el camino de memoria,
los obstáculos, los muros,
los peñascos,
lo has recorrido tantas veces
que ni siquiera
podrías contarlo.

Me tiras una cuerda
y muestras la salida,
ahora es mi camino
ir hacia arriba.

Tu desapareces cuando llego
y vas a ayudar a otras personas
a crear su propio incendio.


©2017 Juan Francisco Fernández De Gea

martes, 29 de noviembre de 2016

Tormenta e Incendio / Ceguera

En el centro de la tormenta
desprendo centellas
e incendio alguna brizna
de hierba inocente.

Un incendio que se propaga
y que todo lo devasta,
un incendio que en su furia
todo lo sumerge en llamas.

Lo convierte todo en polvo
y de su enfado nada escapa
un incendio incontrolable
que devora en llamaradas.

Sin embargo, se detiene
y la destrucción se para.
Bien lo dice este proverbio:
Después de la tormenta, hay calma. 

Ceguera 

Turbia está el agua.
Revuelto el fango,
no se ve nada,
la verdad se escabulle,
la mentira se escapa.

Fuiste, sola al lodazal
y sola te quedaste,
incluso el barro
escapó a tu mentira,
incluso el barro.

Ciega, estás ciega,
terriblemente ciega,
un manto te envuelve
y allí oculta quedas.

Pues confiaste en el
cayendo en el abismo
y no puedes subir,
lo siento, es tu destino


©2017 Juan Francisco Fernández De Gea

lunes, 14 de noviembre de 2016

Nunca he sido pacifista

Nunca he sido pacifista
tal como nunca he negado
la violencia del verso
un arma tan atroz
que puede escupirte a la cara
tanto tus defectos
como tus sueños.

Jamás un verso
ha derramado sangre
y sin embargo
¿Que hay más sangrante
que la propia verdad?
¿Que hay más violento
que romper el silencio?

Nunca he sido pacifista
ni tampoco quiero serlo,
siempre he apoyado
la violencia de lo bello,
no es que sea un sádico
que disfruta el sufrimiento,
tan sólo se aceptar
que un sentimiento
también puede ser violento.

Así que adelante,
besa con fuerza,
vive esta vida de mierda
sufre como nunca has sufrido,
deja atrás el cómodo nido
y remonta el vuelto
haciéndole frente hasta el cielo
y que no te asuste el estruendo
pues tu, al igual que la vida,
tu también eres violento.


©2017 Juan Francisco Fernández De Gea


martes, 1 de noviembre de 2016

Siempre fui gaviota



Hay un mar azul
que no tiene ni futuro,
ni horizonte;
yo vuelo por encima,
tranquilo, sereno,
no me importan las tormentas.
ni los vendavales.
ni el tiempo.

De vez en cuando una compañera
se llena de valor y alza el vuelo
y con alas blancas resplandece
como una cometa en el cielo.
A veces, la verás caer
buscando en su interior el fuego
y luego, volar hacia arriba
para formar un incendio.

Buscando la belleza
descubrí la naturaleza
de mi alma animal
y después de tanto tiempo
tan solo un par de cosas
puedo asegurar:
me he vuelto a levantar
tras experimentar la derrota
yo lo tengo bien claro
siempre fui gaviota.

Agradecer a Sofía, Fernando y Toni por apostar por los nuevos proyectos y por supuesto a Claudia, Juan Antonio, Mavi, Ángel y el resto de personas que han participado con tanta ilusión y ganas, este poema os lo dedico a todos vosotros, espero que os guste.


©2017 Juan Francisco Fernández De Gea