domingo, 28 de agosto de 2016

Somos.

Somos esa chispa
que provoca la llama,
ese nudo en el pelo
que lo enmaraña.
Somos esas huellas
desnudas sobre la arena
o esa brisa que se dirige
del mar contra nuestras piernas.

Somos ese terremoto
que todo lo cambia,
somos aquél estribillo
que te atrapa.
Somos la esperanza
que dejó escapar Pandora,
somos esa luz celeste
que tiene de nombre Aurora.

Puede que nos falte tiempo,
que no seamos eternos,
pero no habrá lo que nos impida
plasmar en papel nuestros versos.
Somos aquellos poetas
que harán memoria en la gente,
somos el pájaro azul
volando entre saetas hirientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario