domingo, 21 de agosto de 2016

Le pedí una palabra y me contesto estos versos.

Digamos que hoy ando bastante triste,
desolada, enojada, melancólica,
el viento silva notas de tristeza
y la nostalgia se va colando en mi cabeza.

No estoy segura de porqué,
pero estoy triste.
Quizás sean los recuerdos
de cuando amaneciste,
de cuando todo era nuevo
y crepitaba como el fuego;
de cuando las golondrinas
iban a cuidar sus huevos.

Hoy las golondrinas se tiñen de oscuro
quizás como Pink Floyd
he levantado un muro.
Quizás no se porqué
pero algo dentro araña,
sin embargo, es agradable,
un dulce dolor desnudo.

Es algo que me atrae,
que me engancha, que me gusta,
como una droga dura,
este dolor me atrapa
y me hace sentir
el alivio momentáneo
ante mundo tangible
cuyo hedor me empapa.

Para Andrea, mi amiga de Mallorca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario