sábado, 2 de julio de 2016

La isla desierta

En la soledad más sola
de todas las soledades,
en la quietud más eterna,
en el silencio más grande,
donde nadie pasa nunca,
donde nunca pasa nada,
se halla una isla desierta
sola y abandonada.

Una isla sin palmeras
y sin ningún habitante,
es una isla eterna
donde no pasa ni el tiempo,
en el rincón más desierto
de todo el vasto universo
se halla una isla triste
dónde no llega mi verso.

Donde el mismo olvido olvida,
allá donde no hay palabras,
donde el espacio no existe,
donde cualquier voz se apaga,
donde no llega la luz,
ni el color, ni la esperanza,
donde todo es fugitivo
y hasta el mismo tiempo escapa.

Allá donde nada es nada,
donde ni la existencia existe,
hay una isla desierta
que en la soledad persiste.


No hay comentarios:

Publicar un comentario