jueves, 3 de marzo de 2016

Flores. Para Anissa.

En un vergel de flores,
de miles de fragancias y colores,
yo me encuentro.
El clavel me recuerda al papel
sobre el que escribo mis versos,
teñidos de rojo escarlata;
Tan bella como la plata,
presume la roja rosa
de ser la flor más hermosa.

La petunia sonríe grácilmente,
mostrando un rubor adolescente,
la amapola, llora y se siente sola,
entre la gente.

El fruto de la higuera
nos muestra como empieza
la primavera.
Con la mirada camino y tropiezo,
despistado, en la flor del cerezo,
el tulipán le sigue, casi hastiado,
no soporta al corazón enamorado.

Cae la noche y con ella
como una luna llena,
resplandece la azucena,
y la lavanda, color malva
de la caída me salva.

Sigo observando las flores,
olvidándome de amar,
de entre todos los colores,
el blanco de el azahar,
resalta por su belleza y
su sencillez pura,
rival de el color verde
que destaca en la verdura.

La hortensia, el lirio, el girasol,
todas bailan bajo el sol,
creando un bello paisaje
¿Vienes a emprender el viaje?








No hay comentarios:

Publicar un comentario