lunes, 22 de febrero de 2016

Para Ana

Frágil como la porcelana,
bella como la mañana,
alberga espinas de rosa,
es tenue, sencilla y hermosa.

Con gentileza de espiga,
con gráciles movimientos,
con ingenuos pensamientos,
así defino a una amiga,
que con fuerza de Leona
se le venta cada día,
siempre lucha, no abandona
y es la luz de mi alegría.

Gracias por darlo todo,
no se como agradecerlo,
que aunque valla hasta el infierno,
de seguro que no hay modo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario