sábado, 19 de diciembre de 2015

Buscas mi desaliento sin descanso.

Buscas mi desaliento sin descanso,
te pido algo de paz y no me dejas,
potro salvaje, algunas veces manso, 
malvado e impasible hacia mis quejas.

Tu voz mi oreja tiene perseguida,
tu imagen está grabada en mi pupila,
mi alma está ajada y malherida,
tu mirada, sin descanso, me vigila.

¿No podré acaso yo olvidarte?
¿Seguirás en mis pesadillas?
¿Será este el castigo por amarte?

No haré otra cosa sino odiarte,
fantasma que de miedo te maquillas.
Buscaré la forma de matarte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario